domingo, 9 de diciembre de 2018

Poesía

Se puede escribir poesía sobre muchas cosas.
Esta mañana, un arco iris
ha bautizado con el sacramento del color
la tristeza de todos los que madrugan.
Tu sonrisa puede ser poesía.
También el vuelo suave, oscuro, negro
de ese murciélago que llama,
como siempre que intento dormir, a mi ventana.
El aire de un suspiro puede ser poesía.
Un naufragio en una tormenta.
Diluvia y las aceras amanecen de barro cubiertas.
Mis ojos se pierden en ellas.
Te busco.
Encontrarte puede ser poesía.
Un día enorme,
casi un año de apenas veinticuatro horas.
Enorme hasta encontrarte.
Entonces la arena del reloj se convirtió en aire.

Pilar Escamilla Fresco



Publicado en: Mi sombra sobre la falda de la montaña (Madrid: Caradeluna Ediciones, 2012)

¡¡AGOTADA LA EDICIÓN EN PAPEL!!